sábado, 20 de diciembre de 2014

el amor


El Amor es la fuerza mas poderosa del mundo y lo puede todo, lo cura todo, lo arregla todo, con amor damos, vivimos, procreamos, ayudamos, recibimos y sin el no podríamos desarrollarnos , crecer, ni vivir en comunidad, el amor es el sentimiento que una persona posee, el mayor poder vibratorio de todos.
El Amor es la única fuerza del Universo y es el nivel mas vibratorio  podemos alcanzar.
Gracias al amor nos movemos, nos relacionamos, nos sanamos, nos unimos y nos expandimos.
Nosotros creemos que existen diferentes clases de amor; por ejemplo: el amor que una madre siente por sus hijos, el amor entre amantes, el amor de amigos.
Sin embargo, debes saber que existe una sola clase de amor: el de Dios.
El Amor de Dios es incondicional, sin divisiones, ni clasificaciones; es permanente y estable.
Creemos que amamos a alguien porque nos brindamos a esa persona pero, a la vez, le exigimos que haga lo mismo hacia nosotros.
El Verdadero Amor es incondicional. Al Verdadero Amor sólo le interesa darse y expandirse; no necesita nada de nada cambio.
PIDE AYUDA AL UNIVERSO
Cuando sientas angustia, miedo, soledad o la tendencia de culpar a otra persona por tu infelicidad, deberá recordar que “Todo lo que ocurre por fuera es el reflejo de lo que pasa por dentro; por lo tanto, lo de afuera sólo te recuerda que tienes algo que sanar por dentro”.
En ese momento sólo basta con que abras tus manos, con las palmas hacia arriba, y des permiso a Dios para producir la curación dentro de ti.
                                                                Puedes decir lo siguiente:
“Dios mío, me encuentro sintiendo esta angustia (o miedo, enojo, dolor…); ahora renuncio a tener y aceptar esta energía imperfecta en mi Ser.
Necesito que cures la parte de mi Ser que sufre.
Necesito que sanes la parte de mí que genera esta
situación. Necesito sentir tu Amor Divino ahora mismo”.
Luego permanece unos cinco o diez minutos con las manos apoyadas sobre tus piernas. Sentirás que las palmas se calientan enormemente y una gran paz interior viene a ti.
Terminas agradeciendo por todo lo que has recibido y continuas tus actividades normalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario